lunes, 14 de abril de 2014

· pastel de papas ·

En mi universo un buen pastel de papas es el rey del confort food. ¿Requisitos para llevarse el galardón? Puré bien sazonado y sin grumos, relleno jugoso y especiado, horneado sutil para que se dore sin quemarse.

Creo que cada vez comemos menos pastel de papas, no porque sea difícil sino porque lleva un poco de tiempo -de ese que preferimos invertir en otras cosas o simplemente desperdiciar en Pinterest-. Hay tantas recetas como abuelas en el mundo. Yo hoy les dejo la mía.





  • Hacer un puré con 1 kg de papas, 2 cdas de manteca, 1 chorrito de leche, sal, pimienta y nuez moscada. Reservar.
  • Hervir 3 huevos duros, cortar en cubitos y reservar.
  • En una cacerola de fondo grueso calentar un poco de aceite sobre fuego fuerte. Agregar 1 cebolla y 1 morrón rojo picados más 1 cda de sal fina para que no se dore. Remover para que se cocine parejo.
  • Añadir hierbas secas (romero, tomillo) y unos granos de pimienta bien machacados cuando la cebolla transparente.
  • Incorporar 1/2 kg de carne picada magra y revolver con cuchara de madera mientras se cuece.
  • Cuando ya no se vean sectores de carne cruda, sumar 1 lata de tomates cortada en cubitos y 2 cdas de paprika. Mezclar nuevamente.
  • Seguir cocinando y, una vez que los tomates hiervan, añadir 1/4 taza de azúcar rubia.
  • Probar y corregir sazón. Incorporar los huevos duros.
  • Enmantecar una fuente para horno de paredes altas y cubrir la base con la mitad del puré. Volcar dentro el relleno de carne y armar una tapa con el resto del puré de papas.
  • Con un cuchillito o un cortante, hacer varios orificios en la superficie del pastel para que pueda salir el vapor y no se explote al hornear.
  • Batir una yema y 2 das de leche. Pincelar la superficie y espolvorear con romero fresco (y ganar en perfume) o azúcar (para un dorado más fuerte).
  • Llevar a horno fuerte hasta dorar.


Opción 1: al agregar el huevo duro se pueden sumar aceitunas en rodajitas y/o pasas de uva.
Opción 2: En vez de hacer un solo pastel grande se pueden armar cazuelitas individuales. Mucho más fácil de servir!

6 comentarios

  1. Odié profundamente el pastel de papas, mayormente por culpa de Hipólito y Katy, los cocineros históricos del colegio donde fui toda la vida. Ro ha logrado reivindicar este plato y ha vuelto a instalarlo en mi paladar. Solo ella podía lograr un milagro de este calibre.

    Tip adicional: Cuanto más doradito el puré, más me gusta.

    ResponderEliminar
  2. bomba de amor, mi comida favorita junto con las pascualinas.
    lo extraño desde que me hice veggie, pero algo parecido me tengo que inventar.

    Bonap!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no! Hay que encontrar reemplazo urgente!

      Eliminar
  3. che, me gusta mucho tu blog.
    Con la independencia no me quedó otra que aprender a hacerme de comer pero todavía no llegué al nivel de llamar "cocinar" a eso de ponerle jamon y queso a una tapa de pascualina. Veo un par de recetas ricas y básicas que me vienen al pelo. Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!

      Hay que jugar, animarse y disfrutar de todo el proceso. En la pascualina mezclá dos o tres tipos de queso y agregá alguna hierba (tomillo, orégano?) de la que te guste el perfume.

      Que te salga todo todo todo rico :)

      Eliminar

Opiniones, recetas, pensamientos, ideas, tips, catarsis, la lista del supermercado. Quiero saberlo todo.

Ro Guaraz. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.