viernes, 25 de julio de 2014

· torta de chocolate y café sin harina ·

Con el último viernes de julio les traigo una torta para que hagan el fin de semana y disfruten regada con un buen café. Es una especie de herejía hacia mi fanatismo por el té, pero les puedo asegurar que la van a amar. La saqué, por supuesto, de un libro de la Gran Maestre: no hace falta decir más.

Ro Guaraz · torta de chocolate y café sin harina · 01

Es una torta densa, aterciopelada, intensa en sabor y perfume. Se acompaña con una salsa igualmente poderosa y alguna crema helada suave. Tiene varios pasos pero no es complicada, anímense a hacerla sin miedo (no deben preocuparse de que no se baje: se va a bajar, quieran o no) y disfrútenla sin culpa. El lunes, si quieren, si se acuerdan, empiezan la dieta.

· torta de chocolate y café ·

  • 45 gr de manteca
  • 170 gr de chocolate semiamargo
  • 6 huevos grandes
  • 1 taza de azúcar
  • 3 cucharadas de café instantáneo
  • 1/4 cucharadita de sal fina
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Ro Guaraz · torta de chocolate y café sin harina · 02


- Precalentar el horno a 180ºC. Enmantecar un molde de 22 cm de diámetro y cubrir con papel de cocina.
- Picar groseramente el chocolate y ponerlo a derretir junto con la manteca en un bowl resistente al calor, sobre una cacerola con agua hirviendo -sin que toque el agua, sólo en contacto con el vapor: para esto necesitan un bowl más grande que la boca de la cacerolita-.
- Separar los huevos y batir las yemas con 1/2 taza de azúcar a velocidad media hasta que aclare el color y se vea espesa. Añadir la sal y el café instantáneo, mezclar un minuto. Sumar la vainilla y la mezcla de manteca y chocolate y mezclar un minuto más.
- En un bowl grande, limpio y seco batir las claras hasta que estén bien espumosas. Aumentar la velocidad de batido y agregar el resto del azúcar en forma de lluvia, seguir batiendo hasta que, al levantar el batidor, se formen picos firmes (alrededor de 5 minutos).
- Con una espátula de goma incorporar las claras a la mezcla ultrachocolatosa con movimientos envolventes, para que no se baje. Lo ideal es hacerlo en tres veces: primero añadir un par de cucharadas generosas y mezclar sin tanto cuidado para equiparar densidades, luego un par de cucharadas más con mayor delicadeza, y por último el remanente (la mayor parte) con todo el amor que tengan en el alma.
- Volcar la preparación en el molde y hornear entre 40 y 50 minutos, hasta que se vea cocida. Cuando salga del horno va a estar alta y prolija y se van a imaginar un bizcochuelo, pero no se dejen engañar por esa apariencia: a los pocos minutos comienza a hundirse desde el centro hacia los bordes, para desenmascarar todo lo decadente que será al probarla (¡y esto es bueno!).
- Llevar a una rejilla para enfriar completamente y, una vez fría, desmoldar con cuidado para que no se rompa. Transferir a la bandeja donde la van a servir.

· salsa de chocolate y café ·

  • 85 gr de chocolate semiamargo
  • 25 gr de manteca
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1/3 taza de crema
  • 1/3 taza de azúcar
  • 1 cucharada de café instantáneo
  • 1/4 cucharadita de sal fina

Ro Guaraz · torta de chocolate y café sin harina · 03 · esto pasa con el helado cuando demoran en sacar las fotos

- En bowl resistente al calor poner el chocolate -groseramente picado-, la manteca y la vainilla.
- En una cacerolita poner a hervir los ingredientes restantes, revolviendo para disolver el azúcar y el polvo de café.
- Una vez que hirvió, volcar sobre el chocolate. Dejar reposar un minuto y mezclar hasta que la preparación resulte lisa y sedosa.

Ro Guaraz · torta de chocolate y café sin harina · 04 · o esto


· servir la torta ·
  1. Cortar en 8 porciones, como una pizza. No me voy a poner en policía de nada: pueden hacerlas más grandes o más chicas o comer a cucharadas del plato, pero bueno… decoro, señores ;)
  2. Acomodar cada porción en su plato y dejar caer hilos -o un diluvio- de salsa tibia.
  3. Una buena cucharada de helado (de crema, de vainilla o frutal) no le hace mal a nadie.
  4. Cariño extra: ralladura de cítricos, alguna fruta seca, una hojita de menta. Ustedes saben. Sí, saben. Sí, eso. Sí, sin miedo, vamos. ¡Eso! ¡Bien!
  5. El último paso es obvio. Coman con los ojos cerrados. Sé que no van a permitir que el helado se les derrita como a mí.

Ro Guaraz · torta de chocolate y café sin harina · 05 · ouch


Hacía muchas semanas que no me alegraba tanto la llegada del viernes. En los últimos días paseamos y celebramos, hicimos algún proyectito y jugamos con Marina en instagram; fue una linda semana pero yo sigo a media máquina y necesito un par de días para recuperarme. Amo el frío con toda mi alma pero no creo pueda disfrutarlo demasiado: planeo cocinar y tomar litros de té, hacer algunas cositas en casa, mirar series y -el domingo- la final de Masterchef.

Ro Guaraz · torta de chocolate y café sin harina · 06


Quiero saber cuántos adictos al chocolate están sufriendo frente al monitor. ¿Qué me cuentan de esta torta? ¿La van a probar?  ¿Qué planes tienen para el fin de semana más frío del año?



Receta adaptada del libro Cakes de Martha Stewart.



Follow my blog with Bloglovin

miércoles, 23 de julio de 2014

· caja de recetas ·

Mitad de semana con post sencillo pero útil, al menos para quienes cocinamos habitualmente y llevamos registro de algunas recetas de puño y letra. En mi caso, mis recetas se dividen entre una pequeña colección de libros de cocina, unas cuantas carpetas digitales, una pila de revistas, una caja con recortes y un puñado de fichas que -hasta hoy- andaban en alguna caja que no les correspondía.

Ro Guaraz · caja de recetas · 01 · entrada

Las fichas que tengo yo son unas que venden (o tal vez vendían, no las veo en la web) en Tintha. Allí compré dos packs de cien fichas cada uno y aún tengo una buena parte en blanco para seguir transcribiendo las recetas que hago habitualmente o aquellas a las que les tengo cariño.

Llego tardísimo con el post de hoy, la gripe no me suelta ni un ratito. Aún así quise traer esta caja de recetas que terminé hace unas horas; no diría que es un tutorial hecho y derecho, pero les cuento más o menos cómo la fui haciendo por si les interesa replicarla.

Ro Guaraz · caja de recetas · 02 · terminada

El formato de mis fichas es 12 x 17,5 centímetros, y quise que quedara bastante justa en el ancho pero que tuviera un par de centímetros de aire por arriba -para, eventualmente, hacer unos separadores con pestañas- así es que hice una caja de 18 x 14 x 12 de profundidad para acomodar los dos packs de fichas y los futuros separadores.

Para hacer esta cajita usé:

  • cartón gris de 3 mm.
  • cutter
  • placa de corte
  • cola vinílica
  • tela de encuadernación (pueden usar papel)
  • dos telas en composé
  • tijera
  • cuter circular
  • pegamento universal
  • cinta de papel

Ro Guaraz · caja de recetas · 03 · materiales

Corté el cartón, lo forré con tela de encuadernación y armé la caja con pegamento universal sosteniendo las uniones con cinta de papel hasta fijar.

Ro Guaraz · caja de recetas · 04 · forrar interior y armar caja

Con cola vinílica sin diluir y la ayuda de un pincel, fui encolando los lados de la caja y forrando con tela, cuidando que quedara un margen parejo tanto arriba como abajo.

Ro Guaraz · caja de recetas · 05 · forrar caja

En los bordes inferiores hice unos cortes para poder pegar bien las esquinas, encolé y aseguré a la base.

Ro Guaraz · caja de recetas · 06 · pegar bordes inferiores

Los bordes superiores (con un margen mayor) fueron encolados de la misma forma y los doblé hacia adentro, pegando con cuidado para que no quedaran arrugas o globos en la tela.

Ro Guaraz · caja de recetas · 07 · pegar bordes superiores

Corté un rectángulo en tela de encuadernación, curvé las esquinas con la tijera y lo pegué en la base para cubrir el cartón y los bordes de tela que podrían deshilacharse con el uso.

Ro Guaraz · caja de recetas · 08 · pegar base

Y así quedó la base de la caja terminada.

Ro Guaraz · caja de recetas · 09 · caja lista

Lo siguiente fue replicar todos los pasos, pero con las medidas de la tapa. Para hacerlo sumé 6 milímetros de ancho y largo para formar la base de la tapa, y añadí 5 centímetros, que fue la altura que yo quise darle. En plano, forré un lado del cartón con tela de encuadernación.

Ro Guaraz · caja de recetas · 10 · forrar interior tapa

Y armé la tapa de la misma forma que la caja: uní con pegamento universal y fijé con cinta de papel hasta que secó.

Ro Guaraz · caja de recetas · 11 · armar tapa

Una vez que la tapa estuvo bien firme, empecé a pegar la tela por la parte superior, estirando bien cualquier arruga, globo o imperfección que pudiera aparecer. Estas telas las compré el año pasado (¿o el anterior?) en Serafín; para quienes anden por zona norte, no podría recomendarlo lo suficiente. En los últimos meses diversifiqué -un poquito nomás- comprando telas en Mary, pero la atención en Serafín es impecable, tienen un surtido monstruo con los estampados más hermosos que he visto por aquí y ellos solitos ofrecen el composé de cada tela para combinar sin errores.

Ro Guaraz · caja de recetas · 12 · pegar tela

Para forrar los laterales, corté unas solapas de un centímetro en dos lados opuestos para doblar hacia adentro y cubrir las esquinas. Los otros dos lados los corté rectos.

Ro Guaraz · caja de recetas · 13 · cortar solapas

Luego de pegar toda la tela exterior, doblé los bordes hacia adentro y los terminé igual que en la caja.

Ro Guaraz · caja de recetas · 14 · pegar bordes

Una vez que el pegamento secó completamente, la llené con todas mis fichas y ya está en la cocina, lista para los años de trabajo que le esperan.

Ro Guaraz · caja de recetas · 15 · caja terminada

¿Les gusta mi nueva caja? ¿Tienen alguna forma de organizar sus recetas? ¿Cómo disfrutan estos hermosísimos días invernales? :)


PD: Cuando haga los separadores seguramente actualice esta entrada, no le veo mucho sentido a escribir un post aparte solo para eso.



Follow my blog with Bloglovin

lunes, 21 de julio de 2014

· el día después ·

¡Buen lunes a todos! ¿Cómo los trató el fin de semana? Por aquí todo estuvo inquieto, rebalsando de cosas. Para empezar, el jueves llegaron mis papás a visitarme un par de días. Charlamos, paseamos, comimos y pasamos tiempo juntos. En el medio tuve una clase medio fallida y un paseo medio fallido, pero -por algún motivo que aún no comprendo, porque esta no es mi reacción habitual- evité que esas cosas me pusieran de malas y llegué al domingo un poco cansada pero con energía suficiente para preparar kilos de comida, ordenar el departamento y recibir amigos (con otro incidente que hace un mes me hubiera puesto a llorar y ayer procesé de manera adulta, *esta no soy yo*).



En fin, que hoy no vengo con un tutorial sino con un puñado de fotos de mi fin de semana (algunitas, para no saturar) mientras les voy contando algo de lo que hice. ¿Les parece bien? :)

El sábado por la mañana fui con mi mamá a comprar tela para coser una campera que mi secuaz necesita. Encontré gabardina en el azul más bello, pero por las dudas también pedí que me cortaran en negro: con el color que él no elija me hago un trench.



Oh, y vi esta muselina con gatitos. Fue más fuerte que yo, me traje varios metros a casa.



Por la tarde mi papá quería ir a la Rural. Mamá lo acompañó y nosotros nos quedamos con el auto en préstamo para pasear unas horas. Fuimos derechito a la feria en Violraviol.



El mimo personal fue un atadito de ocho servilletas (si pueden evitarlo, no saquen fotos de noche con una lamparita horrible, en serio, no lo hagan) para sumar a las otras ocho completamente diferentes que ya tenía en casa.



Además compré una guirnalda para enviarle a mi hermano que hoy cumple años (¡feliz cumple, Chiru de mi corazón!). No sé si debería haber dicho eso porque me parece que aún no recibió su party in a box, pero bueno, era el pie para agradecerle a Noe por los halagos y el confeti.



Al salir de allí pasamos por la feria del libro infantil y juvenil (si les interesa, entrada libre y gratuita en el Dorrego), donde están presentando el nuevo libro de D, y luego fuimos a Les Croquants a comprar dulzuras para diferentes ocasiones: última merienda con mis papás, paquetito para mi hermano, café post cena con los amigos.



Tipeo hoy lunes y sigo con todo esto en casa porque ni mis papás se quedaron el tiempo que yo esperaba, ni me acordé de poner los mini macarons en la caja del cumpleañero ni agregué aún más cosas en la mesa a la hora del café.



Lo único que no existe más son los maravillosos canelés, porque una vez me dijeron que hay que consumirlos en el día. Y mis mooncakes (sí, mis). Ah, los sacrificios que hacemos.



A primera hora del domingo mis papás emprendieron su regreso a Mar del Plata, dejando atrás una monstruosidad de regalos. Entre la cantidad de cosas que me trajeron, el baúl del auto vino cargado de maderas para tallar. Debo admitirlo: este botín me hace inmensamente feliz (¡gracias, pa!)



La tarde del domingo se trató de limpiar, ordenar y cocinar para la tertulia (perdón, amo esa palabra, no me importaría usarla tres veces por hora). Las fotos se las debo, sólo tengo esta de unas tarteletas facilitas, y D puso alguna en su cuenta de instagram. Hubo chips + bocaditos + tarteletas + ensaladas + pinchos + empanaditas + bebidas + helado con toppings + café + anécdotas geniales + Fer via Skype desde Bogotá. Fue una buena noche, de esas que vamos a recordar por años.



Curiosamente, a pesar de algunos altibajos para mí fue un buen fin de semana. Anoche caí rendida y me dormí en dos minutos, como hacía demasiado tiempo no me pasaba. Hoy, el día después del día del amigo, amanecí con remanentes de sueño y una incipiente gripe. Fui al comedor, vi las flores que me llegaron con el pedido del viernes y me cargué de energías para enfrentar esta semana, que va a seguir con el mismo ritmo de los últimos días.



¿Ustedes cómo la pasaron? ¿Comieron rico? ¿Pasearon un poco? ¿Cómo los tratan las vacaciones de invierno? Que empiecen una semana llena de cosas bellas como mis flores.



Follow my blog with Bloglovin

viernes, 18 de julio de 2014

· pizza rolls ·

El día del amigo está acá nomás, a dos días de distancia, así que les traigo la última idea de esta serie de botanitas. A partir de la semana próxima les pongo recetas de verdad.

pizza rolls · Ro Guaraz · 01


Con un simple bollo de pizza podemos hacer -además de pizza, obviamente- calzones, pizzetas, pan de pizza o estos rolls que son de mis preferidos para picar mientras van llegando todos. Yo los hago pequeñitos, para comer de un bocado o dos, pero los pueden hacer más grandes y dejar que crezcan en el horno.

pizza rolls · Ro Guaraz · 02


Para estos pizza rolls usé:


pizza rolls · Ro Guaraz · 03


- Lo que hago es, con palo de amasar, estirar la masa de pizza en forma rectangular hasta que tenga medio centímetro de espesor. Si van a hacer rolls chiquitos, que el rectángulo sea bien alargado; en caso contrario la estiran como más les guste.
- Cubrir con salsa toda la superficie dejando un par de centímetros en uno de los lados largos del rectángulo para que no desborde a medida que van enrollando.
- Cubrir con muzzarella rallada y espolvorear orégano o el condimento que prefieran.
- Enrollar presionando de manera uniforme para que quede un rollo bien compacto.
- Envolver en film o aluminio y llevar al freezer. Allí lo pueden dejar entre media hora (para que endurezca un poco y no se desarme al cortar) y tres meses.
- Con un cuchillo bien afilado cortar en porciones iguales. Si los hacen súper mini como los míos, cada dos centímetros; si los hacen más grandes, cada cuatro o cinco.
- Disponer sobre una placa aceitada dejando un par de centímetros entre uno y otro, o aceitar moldes para muffins y poner uno en cada cavidad.
- Cocinar en horno fuerte hasta que se doren. Servir calientes.

pizza rolls · Ro Guaraz · 04


Nunca intenté poner más ingredientes (hongos, vegetales, hierbas frescas, fiambres) porque considero que cuanto más simple el relleno, más fácil de armar y de comer sin derrumbes. Como les digo en la receta, duran tres meses en el freezer así que es una buena idea para tener los rollos listos ante cualquier reunión improvisada. Yo siempre tengo uno o dos, por las dudas.

pizza rolls · Ro Guaraz · 05


Si bien lo más importante es celebrar el vínculo que tenemos con nuestros amigos, poner una mesa bonita con un menú simple pero variado suma un montón y estira la reunión, la charla y los buenos momentos. Además de pizza rolls pueden agregar al tapeo una tortilla de papas con salsa brava, unos bocaditos de queso, unos grisines con diferentes dips. Pueden probar el hummus de Florence o el dip de albahaca de Noelia, los hongos rellenos de Caro, los gougères de Julieta, los pickles de rabanito de Romi, las empanaditas gourmet de Juliana... en fin, opciones no faltan para tener una mesa deliciosa.

pizza rolls · Ro Guaraz · 06


Y si aún no tienen regalitos para sus amigos, esta semana les dejé tutoriales para hacer posavasos y carpetas. Meli propone un idea express, Noe va a estar de feria, Vix está haciendo cuadernos, Marina ofrece regalos por menos de cien pesos y Vero amuchó toneladas de info para que nadie se quede sin inspiración.

pizza rolls · Ro Guaraz · 07


Llegamos al viernes y les prometo que no vuelvo a hacer referencia al día del amigo hasta el año próximo. Mi fin de semana viene lleno de cosas, clases, celebraciones y la visita de mis papás. ¿Tienen planes? ¿Cómo van a celebrar el día del amigo? ¿Les gustó la idea de hoy? Me despido hasta el lunes esperando que tengan un fin de semana glorioso y que el domingo los encuentre disfrutando en grande.



Follow my blog with Bloglovin

miércoles, 16 de julio de 2014

· posavasos ·

Ro Guaraz· posavasos quilting · 01 · entrada

Ayer saqué de mi biblioteca un libro que tengo hace ya varios años al que nunca le había dado uso. Lo empecé a leer y me dieron ganas de hacer algo pero me sentí un poco perdida, así que preferí simplificarlo al máximo para esta primera prueba. En muy poco tiempo (me llevó una tarde producir doce) se pueden hacer estos posavasos que hoy les sugiero como regalo rápido para el día del amigo.

Los hice con denim porque es lo que abunda en casa, pero pueden usar alguna de las miles de maravillosas telas de algodón para quilting que existen. Me propuse no salir a comprar nada, así que los rellené con guata (y algunos con polar); luego la adorable sweet Carolain me contó un poquito más, y me dijo que debería haber puesto una tela detrás de la guata. Buen dato, ya lo sé para la próxima!

Ro Guaraz· posavasos quilting · 02 · entrada

Para hacer estos posavasos usé:

  • tela de algdón
  • hilo al tono
  • hilo para pespuntes a contratono
  • tijera
  • cutter circular
  • regla metálica
  • placa de corte
  • alfileres
  • máquina de coser

Ro Guaraz· posavasos quilting · 03 · materiales

Entre mis materiales habrán visto este robotito genial que vino con mi máquina nueva. Conocido como walking foot tiene unos dientes como los de la máquina que arrastran la tela por arriba al mismo tiempo que corre por abajo. Sirve para evitar los desplazamientos de tejidos cuando hay varias capas, y también se usa para trabajar con materiales que tienen mucha elasticidad, se pegan al plástico o metal (por ejemplo, vinilos) o son demasiado resbaladizas. Si lo consiguen, se los recomiendo (y sino pueden trabajar con el pie de máquina habitual, una puntada larga y un poquito de paciencia para pasar por los lugares más abultados).

Ro Guaraz· posavasos quilting · 04 · walking foot

Lo primero que hice fue cortar cuadrados de tela de 12 x 12 centímetros. Cada posavasos lleva dos.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 05 · cortar cuadrados

Pasé uno de los lados por la overlock para darle una terminación y que no se deshilache. Pueden pasar un zigzag ancho o cortar con tijera de picos.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 06 · overlock bordes

Luego corté rectángulos de guata de 12 x 11 centímetros. Lo que hice fue alinear un rectángulo de guata sobre la base de un cuadrado de tela.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 07 · alinear guata en uno de los bordes

Y con la overlock cosí el lado opuesto, allí donde la guata no llega al borde del cuadrado.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 08 · coser el extremo de guata más corto

El siguiente paso fue enfrentar los derechos de los cuadrados de tela haciendo coincidir los bordes que habían pasado por la overlock. Una vez que los cuadrados están alineados, coser -uniendo todas las capas de tejido- los tres bordes sin terminación.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 09 · unir ambas piezas en los lados no terminados

Con la ayuda de una plegadera, una aguja de tejer o (con muchíiiiismo cuidado) la punta de la tijera, dar vuelta.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 10 · dar vuelta

Doblar las terminaciones de overlock hacia adentro y unir con alfileres, cerrando el cuadrado.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 11 · cerrar el lado abierto con alfileres

Fijar con alfileres los otros tres lados para que no se hagan globos en el siguiente paso.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 12 · fijar con alfileres

Empezar a pespuntear a dos o tres milímetros del contorno, cerrando el lado que había quedado abierto. Tengo entendido que las mantas y piezas grandes se quiltean desde el centro hacia los bordes, pero como esto son piezas ínfimas me tomé la libertad de omitir esta regla porque los bordes me sirvieron de guía para el pespunteado.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 13 · pespunte en los bordes

Una vez que el posavasos ya está cerrado, los pespuntes toman la dirección que cada uno quiera. Yo me guié con el pie de máquina y los pespuntes anteriores para hacer una especie de ¿laberinto? ¿espiral? No sé: líneas rectas que giran 90 grados antes de tocar el pespunte anterior.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 14 · pespuntear el interior

Una vez que todos los pespuntes fueron hechos, pasar el hilo de arriba hacia abajo, anudar y listo.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 15 · posavasos terminados

En mi universo el posavasos era un objeto pretencioso que nadie usaba, pero de un tiempo a esta parte los encuentro en extremo útiles y los tengo desparramados por toda la casa.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 16 · posavasos terminados

Estos los hice especialmente para el día del amigo, para usar con la mesita del living que heredamos recientemente, que tiene un vidrio en el centro y es enemiga de las bebidas frías. Admito que no me quedaron ni la mitad de prolijos de lo que hubiera querido, pero voy a seguir practicando porque me gustó. Creo que voy a hacer un par de docenas más para regalar en paquetitos.

Ro Guaraz· posavasos quilting · 17 · final

¿Regalan cosas para el día del amigo? ¿Usan posavasos? ¿Les parece una idea práctica para este domingo? Soy toda oídos.



Follow my blog with Bloglovin
Ro Guaraz. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.